lunes, 7 de marzo de 2011

El poder de la palabra: Shaw Vs. Churchil

ShawChurchill


A veces sucede que nos encontramos con genios indiscutibles en el uso de la palabra... Tal es el caso de los dos personajes de los que hablaré hoy, como son Winston Churchill y George Bernard Shaw... El primero, inglés y estadista, famoso además por los libros sobre historia que escribió y con una más que sorprenderte capacidad de oratoria, tanto que es considerado como el gran orador del Siglo XX... y por otro lado, Shaw, irlandés al que sus comienzos no fueron nada fáciles y que poco a poco fue ganándose el respeto que le correspondía por parte del público... Shaw, al igual que Churchill, era un político irlandés al que por razones de historia, ya había más que motivo suficiente para que hubiese confrontaciones entre ambos... 

Pese a tales disparidades entre ambos, los dos compartían un Premio Nobel de Literatura, los dos eran políticos, los dos tenían una lengua afilada y mordaz e incluso se tenían el mismo grado de simpatía y reciprocidad... todo sea dicho...

Tal grado de enemistad que se profesaban mutuamente, quedó reflejado en una anécdota, la cual me recordó un correo electrónico que recibí hace muy poco y que es totalmente veraz...

La anécdota es la que a continuación os cuento, que tiene su origen en un cruce de cartas de ambos personajes en 1923. Aún faltaba para que Churchill fuese el estadista que dirigió el país en la Segunda Guerra Mundial...

SHAW: "Estimado Winston Churchill y muy digno Primer Ministro: Tengo el honor de invitarlo al estreno de mi obra "Santa Juana". Venga y traiga un amigo... Si lo tiene." Firmado, Bernard Shaw

CHURCHILL: "Agradezo al ilustre escritor la honrosa invitación. Infelizmente no podré concurrir a la primera presentación. Iré a la segunda... si la hay". Firmado, Winston Churchill

Desconozco si Churchill al final fue o no a la segunda presentación de "Santa Juana", pero lo cierto es que la obra fue un éxito rotundo, tanto que es considerada la obra maestra de Bernard Shaw...

Es una pena que a día de hoy, se haya perdido la caballerosidad y el uso de la palabra como se hacía antaño, donde en una frase, quedaba resumida toda una declaración de intenciones... para bien o para mal, pero que seguro que a ambos, les podría más la sorna y la risa que la seriedad, por muy inglés que uno sea...

Sobre Churchill, un día explicaré el origen de la "V" de Victoria... que seguro que os resultará muy curiosa...

Quedan muchos temas pendientes, lo sé... 

Hasta la siguiente entrada, que espero no tardar mucho...

Upuaut

No hay comentarios:

Publicar un comentario